sábado, 30 de abril de 2011

La foto de la muerte

El periodista Santiago Leguizamón tenía en su poder una fotografía que comprometía al entonces presidente Andrés Rodríguez con personas denunciadas por vínculos con el narcotráfico, entre ellos el acusado de su asesinato, Fahd Yamil, y Pablo Escobar Gaviria, revela un artículo que circuló en la noche de este miércoles.

Por Andrés Colmán Gutiérrez

Santiago Leguizamón tenía en su poder "una fotografía comprometedora" en la que aparecían juntos el entonces jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, junto al empresario fronterizo Fahd Yamil y el entonces presidente paraguayo, Andrés Rodríguez Pedotti, según revela el consultor en comunicación Vicente Brunetti, sugiriendo que esta sería la principal razón por la que asesinaron al periodista hace 20 años.
En un artículo divulgado a través de las redes sociales de internet, Brunetti cuenta que Leguizamón -quien fue su compañero de estudios en la Carrera de Comunicación en la Universidad Católica, en los años 70-, lo visitó en su casa en Lambaré, en noviembre de 1990 (cinco meses antes de caer acribillado por las balas de los sicarios, en la frontera de Pedro Juan Caballero) y le mostró la fotografía.
"Mirá, vos que siempre andás escudriñando 'cabos sueltos'..., acá tenés un 'General' para tu banco de datos...", le dijo Santiago a Brunetti.
"Me pasó una foto en la que aparecían cuatro personas. A una de ellas no reconocí", recuerda el comunicador.
"En la foto aparecían, juntos y sonrientes, el jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria; Fahd Yamil, Andrés Rodríguez Pedotti, presidente de la República y una persona desconocida para mí, por lo que le pregunté de quién se trataba. 'Ah..., es de la DEA', me dijo", relata.
"La visita que Santiago me había hecho a fines de noviembre de 1990, fue para pedirme que quite y oculte fuera del país la foto que me mostró y otros materiales que no alcanzó a precisar, sabiendo que al mes siguiente debía viajar a Europa", destaca Brunetti.
"Santiago prometió volver con la foto y los documentos que mencionó. Pero las cosas se complicaron y no lo pudo hacer, por lo que nunca más volví a ver la foto (salvo en un relato descriptivo que hizo un periodista argentino, pero que no menciona al agente de la DEA) ni tomé conocimiento de los demás materiales", precisa el comunicador.
"Una vez de vuelta al país, Santiago me llamó por teléfono en la segunda semana de abril de 1991, pidiendo que nos encontráramos 'para entregarme aquello'. Pero, de nuevo se complicaron las cosas y el encuentro ya no pudo realizarse", recuerda.
Leguizamón fue asesinado por sicarios de la mafia el 26 de abril de 1991, Día del Periodista Paraguayo, en plena avenida internacional entre las ciudades de Pedro Juan Caballero (Paraguay) y Ponta Porá (Brasil). La Justicia paraguaya no fue capaz de esclarecer el crimen, que continúa en la total impunidad, sin un solo detenido por el caso.

CONFIRMACIÓN. La esposa de Santiago Leguizamón, Ana María Morra, ya había hablado del caso de la presunta fotografía de Rodríguez, Yamil y Escobar Gaviria al periodista argentino Jorge Elías, del diario La Nación de Buenos Aires, quien la entrevistó para un informe elaborado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en el 2006.
En el artículo "¿Quién me ha robado el mes de abril?" sobre el caso Leguizamón, publicado en el sitio web Impunidad.com de la SIP, Elías relata: "La mujer de Leguizamón, Ana María Morra, radicada con sus hijos en Asunción por aversión a la inseguridad en Pedro Juan Caballero, sabía que su marido tenía una foto comprometedora. Tan comprometedora que la Embajada de los Estados Unidos estaba interesada en obtenerla".
"Posaba en ella, al parecer, el jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, con Yamil y Rodríguez, presidente de la República hasta 1993".
Nada se habló de la foto durante el proceso judicial, signado por la lentitud, las irregularidades y la ineficacia", recuerda el relator de la SIP.
"Santiago iba a revelarla a la vuelta de un viaje a Europa, al igual que unos documentos también comprometedores -me dijo Morra, en un bar de Asunción, cinco meses después de que se cumplieran 15 años del asesinato a sangre fría, impune como el primer día-. Cuando llegué a Pedro Juan, tras su muerte, no encontré la foto ni los documentos. La casa no era un lugar seguro", sigue relatando Elías.
El informe de la SIP revela también que "uno de los hijos de Fahd Yamil era ahijado del presidente Rodríguez, militar que, tras el Golpe de la Candelaria, encabezado por su par Lino Oviedo en 1989, había sucedido a otro militar, Alfredo Stroessner, dictador vitalicio desde 1954".
"El presidente Rodríguez, censurado por el gobierno de los Estados Unidos por supuestos vínculos con el tráfico de drogas y por las sospechas que provocaba el origen de una inmensa fortuna que incluía casas de cambio de moneda extranjera e importantes propiedades, murió en 1997 en Nueva York como consecuencia de un cáncer de colon. "No descansaremos hasta atrapar a los asesinos", había dicho después del crimen. Ni él ni sus sucesores, Juan Carlos Wasmosy, Raúl Cubas Grau, Luis González Macchi y Nicanor Duarte Frutos, demostraron interés en resolver el primer homicidio de un periodista en la historia contemporánea de Paraguay", agrega Jorge Elías.

2 comentarios:

Hosting y Dominios dijo...

Interesante esto que escribes, muy bien articulado y de manera muy objetiva.

Juan J. Romero Resek dijo...

Blog muy interesante, en el Estudio Jurídico lo seguimos, y leemos cada publicación, ya que excede lo estríctamente jurídico y da herramientas al abogado para el ejercicio de la profesión en el día a día.
Sigan posteando cosas como éstas.
Estamos a vuestra disposición en la Ciudad de Posadas, Misiones, Argentina.
Fdo. Dr. Romero Resek
Saludos Cordiales.