lunes, 13 de septiembre de 2010

Un candidato kelembu aporta humor a la política en el Este



Por Andrés Colmán Gutiérrez
CIUDAD DEL ESTE

Los pintorescos carteles aparecieron en las principales calles de Ciudad del Este. Un hombre descalzo, de aspecto popular, camisa y pantalones arremangados, sombrero pirí, sonriendo con un gesto pícaro, junto a la leyenda: “Kelembu intendente CDE”.
Muchos creyeron que se trataba de una broma, de una promoción comercial o de algún espectáculo cómico. Pero al ver al mismo hombre de la foto repartiendo volantes en la vía pública, entendieron que era, en todo caso, un candidato peculiar en el escenario de la política esteña.
“¿Mba’eteko? Soy Kelembu, candidato a intendente de Ciudad del Este. No prometo milagros. Es más, no tengo experiencia de cómo administrar una Municipalidad, pero prometo escuchar tu reclamo, no esconderme de vos, no jugar ni aprovecharme de tu necesidad, administrar bien tu dinero con transparencia y reinvertirlo en lo que más necesitás y todos necesitamos”, pregona Celso Miranda, en su acción proselitista “cara a cara”.
Casi nadie le llama por su verdadero nombre. “El apodo Kelembu me lo puso la gente en la campaña anterior, cuando me veían recorrer los barrios en un carrito tirado a caballos, tipo karumbé. ‘¡Koa la ñane candidato kelembú hina!’, me gritaban. Ahora ya todos me identifican así, y la gente vibra, los niños hacen fiesta cuando me ven en los barrios”, destaca.
Kelembu se traduce del guaraní popular como “algo poco serio”, pero Miranda asegura que para él no es un apodo despectivo, y lo lleva con orgullo “porque representa al pueblo, a la gente trabajadora y sencilla, a esa mayoría a la que los políticos solo tienen en cuenta a la hora de pedirle su voto y después se olvidan. Yo no voy a olvidar, porque soy un kelembu, como la mayoría”.

ORIGEN HUMILDE. Miranda nació en CDE, en el seno de una familia muy pobre. “A temprana edad quedé huérfano de padre y tuve que salir a trabajar como lustrabotas, canillita, chipero, limpia coches, y ambulante vendiendo linternitas, yo-yo luminoso, la pomadita china conocida como ‘levanta pau’, camisiña musical y finalmente me hice mesitero, para mantener a mi mamá viuda y mis hermanitos”, cuenta el candidato, con su peculiar lenguaje popular fronterizo.
Se convirtió en empresario y hoy es dueño de una de los locales más conocidos en el ramo de la venta y representación de productos de informática. “Que hoy me vaya bien no significa olvidarme de la gente que necesita, por eso quiero ser intendente, para darles mejores oportunidades a mis conciudadanos más humildes”, alega.
Kelembu es Colorado, pero dice estar desencantado de los dirigentes de su partido, por eso creó un movimiento ciudadano independiente, denominado Oportunidad para Todos (OPT). Tiene una larga experiencia como dirigente vecinal en su barrio, Emiliano R. Fernandez, uno de los más populosos y humildes de CDE. “Estoy acostumbrado a trabajar con la gente, codo a codo, para solucionar problemas cotidianos como la falta de agua, el empedrado de una calle o la construcción de una plaza. No se necesita ser un gran doctor para conocer lo que el pueblo necesita”, destaca, aunque asegura que si llega a la intendencia recibirá y dará curso a todas las propuestas técnicas que sean socialmente viables.
Aunque muchos ven su candidatura más bien como una opción testimonial y pintoresca, que le aporta humor a la política esteña, Kelembú cree que tiene chances de ganar. “Cuando empezamos, las encuestas nos daban menos de un 2% de intención de votos, ahora ya tenemos cerca de 16%, y creo que seguimos creciendo, con una campaña que se hace a pulso, en la calle, puerta por puerta. La gente necesita una opción distinta”, asegura.

1 comentario:

Sam Czajkowski dijo...

A pesar de que todos tomaron como la mejor broma .. Es muy cierto lo que dice KELEMBU .. Por que todos piden votos, pero después .. Quienes se acuerdan de los que votaron por ellos ? Necesitamos un Paraguay transparente .. Un Paraguay sin fanatismos por sus colores .. Podemos salir adelante con la ayuda del pueblo Paraguayo ..